Barcelona / 10-05-2018 /

Decenas de personas se concentraron delante de la Subdelegación del Gobierno de España convocadas por la asamblea de autodefensa feminista antirracista, impulsada por las mujeres participantes en el encierro contra el racismo y por los derechos de migrantes y refugiadas.

Este encierro se está llevando a cabo desde el 21 de abril en la antigua Escola Massana, detrás del Mercado de la Boqueria, en pleno centro de Barcelona. A raíz de las movilizaciones permanentes auto-organizadas desde el mismo, las administraciones están accediendo a sentarse a escuchar sus reivindicaciones y el próximo lunes 14 serán recibidas por el subdelegado del Gobierno. A continuación, un resumen de las 11 demandas concretas que se han articulado desde el encierro:

Papeles sin contrato, No a la Ley de Extranjería, empadronamiento sin domicilio
Las migradas y refugiadas, a través de este encierro, pretenden la derogación de la ley de extranjería que obliga a la clandestinidad durante tres años a las personas migrantes, cruzando su vidas. Para la transmisión y la renovación de los papeles, además, se exige un contrato de un año y 40 horas lo cual se hace muy difícil a causa de la precariedad generalizada en cuanto a empleo que afecta de igual manera a las personas nacidas en el país. Por eso las personas migradas están en lucha para obtener papeles sin contrato y exigen una acogida real con todos los derechos.

Nacionalidad sin examen, Sanidad para todas, Derechos para todas
Se pretende también la abolición de los exámenes para obtener la nacionalidad, que constan de preguntas rocambolescas que ni las propias nacionalizadas en España sabrian responder. Cuando se reciben los y las inmigrantes se busca mano de obra barata más que una real integración en el tejido social y ninguna administración realiza programas de alfabetización.
A pesar de que todas las personas tienen derecho a ser empadronadas, las administraciones no informan de este derecho y se niegan a empadronar a las personas migrantes que por esto piden empadronamiento sin restricciones y garantizado, como paso fundamental para posibilitar permisos de residencia y el acceso a la atención sanitaria.

Despenalización de la venta ambulante, Contra el racismo institucional
Apuntan la responsabilidad del sistema racista colonial en el hecho de la venta ambulante para sobrevivir y exigen la anulación de los antecedentes penales a los manteros, así como de multas impuestas, producto de redadas racistas y persecución brutal policial al colectivo.
El racismo institucional se hace visible cuando no se otorgan citas previas para los trámites de extranjería, lo cual dificulta mucho cualquier gestión de trámites sucesivos.

Cierre de los CIEs, No a las fronteras
Para la UE la gestión de los flujos migratorios pasa por el encierro generalizado bajo la llamada “lucha a la inmigración ilegal” que tiene en la construcción de los CIEs uno de sus ejes principales. Por esto con este encierro las migrantes exigen el cierre de los CIEs.
Además se quiere denunciar la vulneración de derechos que se produce en las fronteras europeas, zonas de control donde se violan sistemáticamente los derechos de las personas, zonas de “no derechos” que se han convertido en negocio para las industrias de la guerra a través de las vallas, de las armas y de las tecnologías de vigilancia.

Medidas para abordar la violencia machista hacia mujeres migradas
Las mujeres migradas exigen también medidas especificas para la prevención y la intervención contra la violencia machista con una perspectiva antirracista y anticolonial frente al racismo institucional y social con el cual se enfrentan a diario.

Giulia Tarquini / Mayu Ruiz / Krasnyi Collective BCN